BERNAN SALAZAR

¿EN QUÉ LENGUAJE TENDREMOS QUE HABLAR LOS ABOGADOS?

07/06/2021

Bernan Salazar

Con la proliferación de tantas redes sociales, reuniones virtuales y audiencias judiciales por medio de plataformas digitales, me salta en la mente el título de este artículo.. En qué lenguaje tendremos que hablar los Abogados (as) para que nos entiendan..?? Y no me refiero al idioma nativo de cada país, el cual tiene sus propios modismos; sino a la forma de comunicación mediante la cual el receptor (ese quien a veces escucha y eventualmente presta atención) recibe e interpreta las palabras que utilizamos para que le resulten comprensibles.-*

Hace varios días leí un artículo en el que se propone el desarrollo de un Protocolo para fomentar un “Lenguaje Jurídico Cercano y Moderno” para que el mismo resulte accesible a la ciudadanía; ya que es casi seguro que salvo algunos profesionales y estudiantes de Derecho, el “Legalés” no resulta de fácil comprensión a los legos en la materia.-*

Imagino su reacción cuando leyó la palabra “Legalés”.. Popularmente se le conoce a la forma que utilizan algunos Abogados(as) para hablar o escribir, es ese conjunto o cúmulo de palabras mediante las cuales, algunas personas procuran transmitir un mensaje jurídico y salvo que se tenga un diccionario a la mano, la frase resultará casi incomprensible, posiblemente algunas palabras aisladas resultarán fáciles, pero.. mejor lo muestro con un ejemplo:

“Concatenando la relación fáctica descrita en la pieza acusatoria, resulta evidente que es carente de una descripción de los elementos objetivos del tipo penal que permita imputar la comisión de un presunto hecho delictivo al sujeto activo en este proceso”.-* 

A como lo he escrito líneas antes, el anterior mensaje resultará fácil y de simple su comprensión para algunos, pero.. y para el resto de la comunidad..?? Posiblemente a algunos no le importará, pero en mi caso sucede todo lo contrario (seguiré creyendo que el derecho debería ser de simple y popular comprensión), de allí que la “traducción” de esa frase del “legalés” al “español-tico” (posiblemente en otras regiones existan otras versiones) sería –más o menos- la siguiente:

“La acusación no indica en qué consiste el delito y tampoco describe cuál fue el comportamiento que se supone realizó el acusado”.-* 

Por supuesto que coloquialmente podría simplificarse aún más y entender la frase como:

“El documento no acusa nada”.-*

Cuál frase utilizar y en qué momento..?? En mi práctica profesional he procurado simplificar la terminología para que resulte comprensible a mis clientes, convirtiendo mi Sala de Reuniones en una especie de aula de instrucción académica, todo con la finalidad de colaborar en la difusión y comprensión de las ciencias jurídicas con explicaciones entendibles.. eso que llamo “El Paco y Loca del Derecho”. No obstante, existen palabras, frases y conceptos que por más que quieran simplificarse, su explicación verbal se convierte en toda una aventura, por lo que muchas veces no resultan suficientes las palabras, ahora, con marcador en mano surge la necesidad de diagramar y tratar de explicar a punta de “dibujos, líneas y flechas” por medio de la pizarra (física o digital) en qué consisten algunos procesos judicial o algunos conceptos más abstractos que forman parte del mundo del derecho. Por supuesto que es necesario que el receptor del mensaje esté prestando atención, de lo contrario, continuaremos con la tradición popular de opinar, escribir y criticar, aunque no se tenga idea sobre qué fue lo que otra persona habló o escribió.-*

He creído que el acceso al conocimiento jurídico y a la información en general, es un derecho básico que todos tenemos y que muchos de los inconvenientes que sufren algunas personas es producto de su desconocimiento, tanto así, que en mis redes sociales, en mi canal de Youtube y en las múltiples entrevistas (radiales y televisivas) procuro explicar algunos conceptos y describir algunos procesos judiciales de la forma más sencilla posible, única y exclusivamente para que el mensaje sea comprensible por cualquiera.-*

Un estudio científico concluyó que el cerebro humano tiende a economizar recursos al momento de realizar su proceso cognitivo y por ende, el receptor de un mensaje procura tomar decisiones con la menor información posible, supliendo todas las ideas que no ha comprendido con las que le resultan más habituales o comunes, lo que evidentemente provoca confusiones, malos entendidos y por supuesto, conflictos sociales y jurídicos (típicos errores de percepción). En virtud de lo anterior, los estudios han considerado que en algunas ocasiones lo prudente sea transmitir la información “a gotitas” (mi TikTok podría ser un ejemplo) o bien, elaborando historias de índole legal alrededor de eventos que resultan más frecuentes (Recuerda que su médico necesita leer y estudiar sus exámenes de laboratorio, un Abogado también necesita leer y estudiar el expediente judicial) tratando de destacar los elementos racionales y emocionales de quienes nos escuchan o ven.-*

Si el mensaje que queremos transmitir –verbal, escrito o corporal- no es comprensible, cómo haremos para enmudecer la estulticia de los palurdos crédulos, con apergaminados insensibles que contienen prosa compuesta de enjambres vestidos en albañales que procuran revestir las santas fórmulas del derecho..??

Por supuesto que considero que el “legalés” es indispensable, pero no en todos los lugares ni con todas las personas.. soy partidario de la frase: Cada cosa en su lugar y en el momento adecuado.-*

Nos seguimos leyendo..!!

Si necesita actualizarse con información legal, contácteme aquí.

¡Recibe lo nuevo del blog!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad