BERNAN SALAZAR

¿QUÉ ES EL “ERROR DE PROHIBICIÓN” Y PARA QUÉ SIRVE EN UN PROCESO PENAL?

15/02/2021

Bernan Salazar

Posiblemente muchos profesionales en derecho tendrán claro en qué consiste el “ERROR DE PROHIBICIÓN” y para qué sirve, no obstante, después de leer el siguiente artículo, comprenderán el porqué creo que debería ser del conocimiento popular.-*

Para comenzar, según el artículo 18 del Código Penal una conducta delictiva o un “..hecho punible puede ser realizado por acción o por omisión. Cuando la ley reprime el hecho en consideración al resultado producido, responderá quien no lo impida si podía hacerlo, de acuerdo con las circunstancias, y si debía jurídicamente evitarlo.”; adicionalmente, tenemos que entender que la mayoría de los hechos punibles -delitos- requieren de un comportamiento “doloso” (art. 31 del Código Penal), es decir, que en el comportamiento del sujeto activo concurran los elementos intelectual y volitivo, dicho de otra forma, que el autor tenga conocimiento de lo que está haciendo y quiera el resultado de lo que hace o deja de hacer.-* 

Pero.. ¿qué sucede cuando la persona que actuando conscientemente no sabe que la acción que está llevando a cabo es un delito?; en estos casos podríamos encontrarnos ante un “error de prohibición”.-*

El error de prohibición no está previsto con ese nombre en nuestro Código Penal, sino que nuestros legisladores lo identificaron como “ERROR DE DERECHO” en el artículo 35, que –en lo que interesa- señala:

“No es culpable, el que por error invencible cree que el hecho que realiza no está sujeto a pena. (..)”

Y en algunos casos podríamos identificarlo como el “ERROR DE HECHO” previsto en el artículo 34 del Código Penal:

“No es culpable quien, al realizar el hecho, incurre en error sobre algunas de las exigencias necesarias para que el delito exista, según su descripción. No obstante, si el error proviene de culpa, el hecho se sancionará sólo cuando la ley señale pena para su realización a tal título.

Las mismas reglas se aplicarán respecto de quien supone erróneamente la concurrencia de circunstancias que justificarían el hecho realizado.”

Para simplificar, el error de prohibición se define como la creencia errónea de que la acción u omisión llevada a cabo se encuentra dentro de los comportamientos lícitos (no delictivos).-*

Por otra parte, habiendo aclarado lo que es una conducta delictiva (artículo 18 del Código Penal), es necesario que también conozcan que para que pueda ser sancionable esa conducta, se requiere que sea típica, antijurídica, culpable y punible (no se extrañen que haya introducido la palabra “punible” en la tradicional trilogía utilizada por muchos, ya que en diversas ocasiones el comportamiento es típico, antijurídico y culpable, pero el sujeto goza de fueros o condiciones especiales que impiden que sea punible o sancionable penalmente).-*

La mayoría de los autores afirman que dentro del núcleo de la culpabilidad se encuentra la conciencia de antijuricidad, de allí que la persona que lleva a cabo una acción u omisión, debe saber que su comportamiento es ilícito para poder atribuirle la culpabilidad de dicha conducta; ergo, si desconocía que era ilícito, podríamos estar en presencia de un error de prohibición.-*

Acorde con lo anterior, los supuestos de error son casos de ausencia de culpabilidad (conocidas como causales de ex culpabilidad), por lo tanto, son situaciones en las que no se tiene conciencia de estar llevando a cabo una acción antijurídica o violatoria del ordenamiento jurídico; dicho de otra forma, el autor no sabe que lo que está haciendo o dejando de hacer es un delito. Pese a ello, tengo que reconocer que doctrinariamente suena muy fácil y bonito, no obstante, nuestra Constitución Política suprime –a priori– cualquier intento para utilizar este argumento, cuando podemos leer en el artículo 129 de nuestra Carta Magna la frase:

“…Nadie puede alegar ignorancia de la ley, salvo en los casos que la misma autorice. (…)”

Es decir, para que estemos en presencia de un error no es suficiente argumentar que no se sabía que era ilícito el comportamiento, toda vez que ante la existencia de un error de prohibición (error de hecho o error de derecho) en sede penal se excluye la responsabilidad criminal y por ende, no podría ser juzgado penalmente; de allí que en la práctica es indispensable analizar las condiciones psicológicas del sujeto y en algunas ocasiones el “derecho consuetudinario indígena” (sistema jurídico indígena, justicia propia indígena o costumbres jurídicas o legales indígenas) para determinar el grado de desconocimiento o las causas del mismo; es decir, NO es una regla general, debe analizarse en cada caso particular y tomando en consideración las condiciones del sujeto (más aún en la era de la información en la que vivimos).-*

En algunos países parten de la premisa de considerar que el “grado de conocimiento” del sujeto activo en un hecho criminal que argumente la existencia de un error de prohibición por desconocimiento de la ilicitud, debe ser el “promedio del conocimiento” de todos los sujetos de la zona (algo bastante difícil de medir) y en otros casos –así ha ocurrido en Costa Rica- han analizado la naturaleza del hecho delictivo tomando en cuenta la cultura de la zona en la que ocurrió el hecho ilícito.-*

En lo personal y al igual que lo han señalado el Tribunal Supremo de España, considero que “…no es aceptable la invocación del error en aquellos comportamientos cuya ilicitud es notoriamente evidente, de forma que en atención a las circunstancias del autor y del hecho pueda afirmarse que en la esfera de conocimientos del profano conocía la ilicitud de su conducta..”, entiéndase: SI USTED CREE QUE SU COMPORTAMIENTO PUEDE SER UN DELITO, MEJOR NO LO HAGA.-*

Nos seguimos leyendo..!!

Si necesita actualizarse con información legal, contácteme aquí.

¡Recibe lo nuevo del blog!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad