BERNAN SALAZAR

¿¿..QUÉ ME RECOMIENDA, DECLARO o ME ABSTENGO..??

22/08/2021

Bernan Salazar

Estaba disfrutando una de mis lecturas y una deliciosa taza con café, casi serían las seis de la mañana cuando recibí el primer mensaje: “Licenciado, me urge hablar”. Por supuesto que me tomaba por sorpresa y un poco de incomodidad el tener que interrumpir ese pequeño momento de disfrute. Como desconocía quién me estaba escribiendo, ganó mi curiosidad y contesté: “Buenos días, con quién tengo el gusto y en qué puedo ayudarle?”. “Me urge hablar” fue la respuesta. Casi de forma automática insistí: ¿Con quién tengo el gusto?. Pasaron varios minutos.. nada, así que continué con mi rutina, pero no podía apartar de mi mente la clásica duda: ¿quién sería?, ¿qué quería?, ¿cuál sería su urgencia?. No obstante y pese a que había quedado registrado el número telefónico del cual me habían escrito, como no era la primera vez que recibía este tipo de mensajes, tomé la decisión de no llamar y esperar a que me volviera a contactar.-*

Habían pasado varias horas, ya estaba terminando el segundo compromiso del día, cuando recibí otro mensaje del mismo número: “Nos urge hablar.. nos urge, nos urge”.  Ahora ya no era en singular sino en plural y entonces decidí llamar.. no les voy a transcribir el contenido de la conversación que tuvimos, pero al otro lado de la línea dos personas me trataban de explicar que les había llegado una citación de la Fiscalía para que se presentaran -ese mismo día- a rendir declaración indagatoria ya que les habían indicado que estaban siendo investigados por haber cometido aparentemente varios delitos, en la conversación me explicaban que eran socios y propietarios de una empresa que desde hace varios años prestaba y vendía servicios al Estado, pero no tenían conocimiento de qué podría tratarse la investigación.-*

Con la experiencia que dejan los años, decidí cancelar el resto de compromisos y reuniones del día, les pedí que me dejaran investigar y acordamos que les devolvería la llamada. No es fácil explicarle –que lo comprenda y acepte- a un cliente que desde hace varios días logró concertar una cita, que la misma deberá ser cancelada debido a un imprevisto, pero los Abogados que decidimos trabajar litigando en los Tribunales de Justicia, tenemos sobradamente claro –al igual que la familia- que nuestras agendas están a disposición de los despachos judiciales y esta no era la primer ocasión que sería necesario reacomodarla. En fin.. logré contactarme con la Fiscalía que estaba citando a esas dos personas y a regaña dientes me explicaron por teléfono que si no se presentaban voluntariamente ese día los “mandarían a traer”.. frase lapidaria que significaba que posiblemente sería –a como lo era- un tema grave. Inmediatamente coordiné lo necesario y acordamos reunirnos a la entrada del edificio de Tribunales. En ese momento ninguno tenía conocimiento cuáles eran los hechos que se estaban investigando, cuáles pruebas podrían existir y mucho menos, de qué los estaban acusando, así que la estrategia de defensa tendría que pensarse simultáneamente a la lectura del expediente.-*

Ese día la Fiscalía tenía más movimiento de lo habitual, así que después de esperar el turno respectivo, nos identificamos y nuevamente nos hicieron esperar.. esperar.. y esperar. Finalmente, logramos acomodarnos alrededor de un escritorio (ubicado en un amplio salón en el cual 15 o 20 funcionarios judiciales se encargaban de realizar entrevistas e indagatorias, confeccionar escritos y mantener provisionalmente los expedientes) en el cual se llevarían a cabo las indagatorias y cuando solicité el expediente para conocer cuáles eran los hechos, el funcionario judicial preocupado me hizo saber que la investigación tenía varios años de estarse realizando y que por el momento existían más de 30 tomos (unas 20 mil páginas aproximadamente), por lo que era imposible en ese momento el facilitármelos todos, me señaló algunas de las personas que en ese momento estaban ocupando otros escritorios y me explicó que todos habían sido citados por el mismo expediente.-*

Debido a lo voluminoso del expediente y cantidad de personas involucradas, varios Fiscales habían sido instruidos para recibir cada una de las indagatorias, así que verbalmente nos informaron de qué se trataba y al igual que a todos, nos señalaron una pared en la que estaban acumulados los ampos para explicarnos que esa era la prueba que se había incorporado por el momento y de seguido.. la pregunta tradicional “Qué quieren hacer, declarar o abstenerse?”. Ambos me miraron incrédulamente -en el salón judicial flotaban por el aire las quejas y consultas- y preguntaron: Qué nos recomienda hacer?. En el sistema procesal penal costarricense el imputado puede declarar o abstenerse sin perjuicio de hacerlo posteriormente y en las ocasiones que resulten necesarias, así como aportar los elementos de prueba –documentales, testimoniales y materiales- que se consideren indispensables. Por mi mente cruzaban todo tipo de emociones y trataba de imaginar los posibles escenarios, humanamente era  imposible leer, comprender y analizar todos los Ampos de previo a las indagatorias, pero.. y si solicitaban medidas cautelares..?

En este tipo de situaciones nos hemos visto inmersos muchos Abogados litigantes, ya que se ha vuelto una práctica por parte del Ministerio Público el realizar las investigaciones judiciales penales evitando que los sospechosos, posibles partícipes o presuntos autores de los hechos criminales –o sus Abogados(as) de confianza- participen de esas actuaciones y no es sino hasta que consideran que “tienen armada” la investigación e incorporada la prueba que ellos consideran necesaria, es cuando deciden “invitar al investigado” a rendir declaración indagatoria.-*

Se supone que nuestro Código Procesal Penal procura evitar este tipo de situaciones y para ello, resulta suficiente tener a la vista lo siguiente:

Artículo 12.- INVIOLABILIDAD DE LA DEFENSA

Es inviolable la defensa de cualquiera de las partes en el procedimiento.

Con las excepciones previstas en este Código, el imputado tendrá derecho a intervenir en los actos procesales que incorporen elementos de prueba y a formular las peticiones y observaciones que considere oportunas, sin perjuicio de que la autoridad correspondiente ejerza el poder disciplinario, cuando se perjudique el curso normal de los procedimientos. 

Cuando el imputado esté privado de libertad, el encargado de custodiarlo transmitirá al tribunal las peticiones u observaciones que aquel formule, dentro de las doce horas siguientes a que se le presenten y le facilitará la comunicación con el defensor.

Toda autoridad que intervenga en los actos iniciales de la investigación deberá velar porque el imputado conozca inmediatamente los derechos que, en esa condición, prevén la Constitución, el Derecho Internacional y el Comunitario vigentes en Costa Rica y esta ley.”

“Artículo 13.- DEFENSA TÉCNICA

Desde el primer momento de la persecución penal y hasta el fin de la ejecución de la sentencia, el imputado tendrá derecho a la asistencia y defensa técnica letrada. Para tales efectos, podrá elegir a un defensor de su confianza, pero, de no hacerlo, se le asignará un defensor público. 

El derecho de defensa es irrenunciable.

Se entenderá por primer acto del procedimiento cualquier actuación, judicial o policial, que señale a una persona como posible autor de un hecho punible o partícipe en él.” (las negritas y subrayados son suplidos).-*

Al establecer expresamente el artículo 12 del C.P.P. que el “imputado” tiene derechos en el proceso, en la práctica se ha vuelto frecuente que el sospechoso se vea imposibilitado de tener acceso a las investigaciones, ya que se viene interpretando -en algunos despachos judiciales- que los derechos procesales del sospechoso de haber cometido un supuesto hecho criminal, nacen a la vida jurídica cuando lo convierten en imputado, es decir, cuando es indagado. Por supuesto que no comparto este criterio, el párrafo tercero del artículo 13 C.P.P. transcrito, dispone qué es lo que debe entenderse como el primer acto de un procedimiento penal, a saber, cualquier actuación judicial o policial que señale como posible autor o partícipe de un hecho punible a una o varias personas y a partir de ese momento, esa persona –sospechosa- tiene derecho de defensa.-*

Por supuesto que comprendo la estrategia investigativa que ha implementado el Ministerio Público en muchos procesos, pero si esta práctica lo que se pretende es que ese sospechoso no obstaculice las investigaciones, para respetar el derecho de defensa el Ministerio Público debería declarar el Secreto de las Investigaciones o solicitar al Juzgado de Garantías que lo autorice (así podríamos interpretarse que trata de cumplir con el debido proceso). Posiblemente muchos estarán disconformes con este tema, ya que el Código Procesal Penal establece que el Secreto de las Investigaciones puede ser por un plazo ordinario de 10 días (art. 296) y una prórroga por otro plazo similar, es decir, 20 días máximo. Quien escribe reconoce que es imposible realizar una investigación policial y/o judicial en ese plazo, pero ese es un tema ajeno a los derechos constitucionales y procesales de la persona sospechosa; de allí que vencido ese plazo o el que determine el Juez de Garantías para el secreto de las investigaciones, el sospechoso debería tener derecho a intervenir en cualquier acto judicial o policial que incorporen elementos de prueba y así, cuando le citen a una indagatoria, no se vería sorprendido e indefenso al descubrir que en lugar de 30 tomos, sean 60.-*

COROLARIO: Recordemos que el Ministerio Público debe actuar objetivamente y que está en la obligación procesal de recabar la totalidad de las pruebas que resulten indispensables, no sólo las que perjudiquen al investigado, sino las que puedan favorecerle. Pretender que un(a) Profesional en Derecho en una, dos o tres horas pueda leer, analizar y preparar la defensa -para una indagatoria y eventual audiencia de medidas cautelares- de una o varias personas que han venido siendo investigadas durante dos, tres o más años, será o no una Violación al Debido Proceso y al Derecho de Defensa..?? Usted qué opina..??

Nos seguimos leyendo..!! 

Si necesita actualizarse con información legal, contácteme aquí.

¡Recibe lo nuevo del blog!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad