BERNAN SALAZAR

¿¿QUÉ RELACIÓN TIENE EL EXCESO DE FUTURO CON EL DERECHO PENAL??

18/04/2021

Bernan Salazar

Podría afirmar que muchos quedaron sorprendidos con el contenido del título y posiblemente estarán preguntándose.. qué será el “exceso de futuro”. Al igual que acostumbro hacerlo y sin perder mucho tiempo, tenemos que entender el exceso de futuro como ese ejercicio mental mediante el cual le dedicamos gran cantidad de horas diarias en angustiarnos e imaginarnos eventos futuros e inciertos (que posiblemente nunca ocurran), que traemos al momento presente e inconscientemente convertimos en realidades de vida, pero que.. en la actualidad lo hacemos de forma excesiva y enfermiza.-* 

A muchos nos acostumbraron a llevar a cabo diversas actividades personales y laborales previendo eventos futuros y pese a que podría ser una práctica sana, en muchas ocasiones nos negamos a disfrutar el momento presente por estar pensando en el mañana, allí es cuando podrían comenzar los inconvenientes y en algunas ocasiones, vivir pensando obsesivamente en el futuro puede inducir a comportamientos que se convierten en problemas que requieren ser resueltos ante los Tribunales de Justicia.-*

Supongo que también se estarán preguntando cómo es que algunas personas logran convertir un pensamiento imaginario en un problema penal y realmente no tengo una respuesta inmediata y muchos menos exacta. La sabiduría popular afirma que “cada cabeza es un mundo” y por supuesto que tiene razón, ya que mucho depende del “tipo de pensamiento” con el que queremos disfrutar de la vida o con el que queremos incomodarla.-*

En múltiples ocasiones he tenido conocimiento que algunas personas han cometido errores (delitos culposos) ya que tenían la cabeza llena de pajaritos o su mente llena de ruido, haciéndolos actuar en automático dejándose llevar por sus pensamientos inconscientes; en otras ocasiones, fundamentados en simples suposiciones realizaron toda una planificación de actos (delitos dolosos) para evitar -supuestamente- que ese “eventual futuro” ocurra, ya sea “motivados” por el descontento o por simples proyecciones mentales.-*

Algunas personas actualmente andan por la vida totalmente agitadas tratando de llegar anticipadamente al futuro, considerando que el presente únicamente es un medio para lograrlo, casi podría afirmarse que les da miedo o que les molesta vivir el presente; de allí que adecúan sus comportamientos -muchas veces de carácter delictivo- para evitar que ocurra ese futuro que su mente se ha encargado de construir. Ante este tipo de pensamientos, no es de extrañar que un socio “falsifique documentos” para evitar que el otro pueda en un futuro engañarlo, o que un colaborador se “apodere ilícitamente de información sensible” por aquello que el patrono el día de mañana quiera despedirlo y así poderlo extorsionar para que no lo haga. Podría escribirles múltiples ejemplos y en la gran mayoría, descubrirán que la causa del comportamiento es producto único y exclusivo de haberse dejado llenar la mente de “exceso de futuro”.-*

Por supuesto que a todos nos pueden causar miedo las situaciones futuras e inciertas, pero tenemos que entender que lo NORMAL es tener ese tipo de pensamientos y que no podemos dejar de disfrutar el presente por vivir pensando solamente en el futuro y mucho menos, llegar a realizar comportamientos delictivos inducidos por los fantasmas mentales -en contra de quienes no podemos pelear- de un futuro que todavía no existe.-*

CONCLUSIÓN: Debemos aprender a disfrutar el presente sin tener que esperar que pase toda la vida para empezar a vivir.-*

Nos seguimos leyendo..!!

Si necesita actualizarse con información legal, contácteme aquí.

¡Recibe lo nuevo del blog!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad