BERNAN SALAZAR

¿SE PUEDE COMETER “SIMULACIÓN DE DELITO” DIFUNDIENDO O PUBLICANDO NOTICIAS FALSAS?

29/03/2021

Bernan Salazar

En virtud de la saturación informativa motivada en que ahora todos podemos “jugar” de periodistas, comentaristas y hasta tener nuestros propios canales de Noticias; se ha convertido en “normal” el darnos cuenta de gran cantidad de “sucesos” (en el buen sentido de la palabra) que nos hacen saber de situaciones supuestamente delictivas en las que se señala a diversas personas (algunas más públicas y/o conocidas que otras) como posibles involucrados en hechos criminales, ya sea como víctimas o como investigados.-*

Lograr que se haga “viral” una noticia (sea o no cierta) es lo que muchos aspiran diariamente, ya que con eso lograrán uno o varios minutos de fama al ser visualizados nacional y/o internacionalmente. No obstante, todos hemos descubierto que sobran las noticias cuyo contenido se publica sin haber sido corroborado o verificado y al final resultó ser falso lo que se afirmó y es en ese momento, cuando algunos Abogados hacemos el recuento de los “daños causados” con esas publicaciones falsas, para determinar si es o no posible iniciar procesos judiciales de índole penal en contra de quienes se aventuraron en convertir un “rumor o chisme” en “noticia” y ésta en un proceso judicial.-*

El artículo 327 del Código Penal de Costa Rica castiga con pena de prisión de un mes a dos años a quien incurra en SIMULACIÓN DE DELITO, lo anterior, básicamente para proteger el funcionamiento normal de la justicia y evitar que esta actúe en vano; en citado numeral refiere: 

“Artículo 327.- SIMULACIÓN DE DELITO.

Se impondrá prisión de un mes a dos años, al que falsamente afirmare ante la autoridad que se ha cometido un delito de acción pública o simulare los rastros de éste con el fin de inducir a la instrucción de un proceso para investigarlo.”

Por supuesto que muchos se darán cuenta que la norma dispone que el comportamiento del sujeto activo consiste en afirmar falsamente ante una autoridad la comisión de un delito de acción pública, es decir, que se requiere –como uno de los elementos del tipo penal- que el comportamiento ocurra frente a una autoridad (véase que no se describe el tipo de autoridad); pero no sólo eso, nuestro legislador también incluyó que el delito se puede configurar cuando se “simulan rastros de haberse cometido un delito de acción pública” y con esta frase, resulta suficiente que llegue a oídos del Ministerio Público el contenido de la publicación o noticia en la que se describe la supuesta comisión de un hecho criminal, para que comience -de oficio- la investigación de esos hechos (van a provocar la intervención policial y posteriormente la judicial, iniciándose las correspondientes diligencias procesales). Considero importante hacerle saber al lector que no está acostumbrado a la terminología jurídica, que los delitos de acción pública NO requieren que la víctima presente una denuncia para que los hechos se investiguen (por supuesto que en la fase investigativa será indispensable entrevistarla para corroborar aspectos relacionados con esa “noticia criminis”), ya que por disposición de ley los delitos de acción pública deben ser investigados por el Ministerio Público.-*

En diversos medios he reiterado que en los procesos penales se investigan hechos y no calificaciones jurídicas, de allí que cuando una persona afirma falsamente que se ha cometido un delito, en caso que lo haga frente a una autoridad podríamos estar en presencia del comportamiento denominado “FALSO TESTIMONIO(afirmar una falsedad o negar o callar la verdad -en todo o en parte- en su deposición, informe, interpretación o traducción, hecha ante autoridad competente), pero será la investigación la que determine cuál es el tipo penal que mejor se adecúa a los hechos.-*

Ahora bien, del contenido del texto del artículo 327 antes transcrito, se desprende que el tipo penal de SIMULACIÓN DE DELITO se aplicará cuando se simule un delito que no se ha cometido, o bien cuando se finja la comisión de un delito radicalmente distinto al que realmente se ha producido y por supuesto que en este momento es cuando comienzan a sonar todas las alarmas.. ya que si se publica una noticia que resulta no ser cierta y en virtud de la misma se hace toda una investigación judicial o administrativa que termina corroborando la falsedad de la misma, la persona investigada tendría derecho a plantear la respectiva denuncia penal, ya sea por este delito o bien, por el delito de DENUNCIA y QUERELLA CALUMNIOSA y CALUMNIA REAL prevista en el artículo 326 del Código Penal de Costa Rica que dispone:

“Artículo 326.- DENUNCIAS Y QUERELLA CALUMNIOSA Y CALUMNIA REAL. 

Será reprimido con prisión de uno a seis años el que denunciare o acusare ante la autoridad como autor o partícipe de un delito de acción pública a una persona que sabe inocente o simulare contra ella la existencia de pruebas materiales. La pena será de tres a ocho años de prisión si resultare la condena de la persona inocente.”

Pero el tema no termina aquí, la víctima también tendría derecho a denunciar (hay que analizar casuísticamente el tema) la eventual comisión de otros delitos y hasta promover querella por delitos de acción privada como lo podrían ser INJURIAS, DIFAMACIÓN o CALUMNIAS y por supuesto, el “recuento de los daños” ocasionados podría reclamarlos planteando una Acción Civil Resarcitoria.-*

COROLARIO: No puedo dejar de pensar en algunas noticias que se han publicado en los últimos días en Costa Rica en donde –aparentemente- se determinó por parte de un Tribunal de Juicio Penal que una Acusación Fiscal describía hechos que supuestamente se sabía que no eran ciertos y me surge la CONSULTA OBLIGATORIA: ¿Podrá ser delictivo el comportamiento de un funcionario del Ministerio Público que confecciona una acusación en contra de una persona que sabe inocente o en aquellos casos en los que se simula la existencia de pruebas materiales en su contra? Estoy seguro que muchos ya tendrán su respuesta..  será el tiempo el que nos la dará a todos.-*

Nos seguimos leyendo..!!

Si necesita actualizarse con información legal, contácteme aquí.

¡Recibe lo nuevo del blog!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad